Icono del sitio Blog BeC Inteligencia

¿Qué considerar antes de crear una aplicación para su negocio?

¿Qué considerar antes de crear una aplicación para su negocio?

Crear una aplicación o aplicaciones (apps) para dispositivos móviles son una realidad en nuestra vida diaria desde hace algunos años. Cuando aparecieron por primera vez, eran solo una novedad vista como prometedora, pero rápidamente se convirtieron en una necesidad para la mayoría de la población, de tal manera que es difícil imaginar nuestra vida diaria sin su uso.

Con la popularización de este tipo de software, muchas empresas empezaron a desarrollar sus propias aplicaciones, diseñadas para cubrir sus demandas específicas, que van desde realizar diversas compras online hasta utilizarlo como herramienta de trabajo, como optimizar el tiempo del equipo comercial.

Si tienes un negocio y has estado pensando que una aplicación sería de gran relevancia para atraer clientes, impulsar tus ventas o incrementar la productividad de tu equipo, este texto puede ayudarte a reflexionar sobre qué considerar antes de crear una aplicación.

¡Así que sigue leyendo hasta el final! Y miré la importancia de crear una aplicación.

¿Qué problema debería solucionarse con la aplicación?

El primer paso a considerar antes de desarrollar una aplicación para tu empresa es pensar qué demanda resolverás con ella. Esto es básico para crear cualquier tipo de software y guiará todos los demás pasos.

Para identificar esta demanda, piensa en los problemas a resolver o en los puntos que se pueden mejorar, ya sea en la relación con los clientes o en el trabajo de tu equipo, para que, en base a eso, se consideren las soluciones que debe traer la app .

Al hacer este ejercicio, quedará claro qué objetivo desea lograr con el software y cuál es el público objetivo a alcanzar. Cabe destacar que es de fundamental importancia pensar en la experiencia del usuario, que debe ser la mejor posible y por tanto el objetivo debe ser ofrecer funcionalidades prácticas e intuitivas. ¿Quién quiere usar una aplicación complicada? Los más populares son exactamente los que son fáciles de encontrar y realizar tareas.

¿Aplicación o sitio web?

También es importante comprender si realmente se trata de una aplicación que su organización necesita. Este tipo de solución es ideal cuando la relación del usuario final con la empresa es recurrente, ya sea diaria, semanal o mensual. Entonces, si la recurrencia es menor que eso, es posible que estas personas no necesiten instalar la aplicación en sus teléfonos celulares.

Una aplicación tampoco debe ser un mero canal de información. Puede (y debe) transmitir información, pero no puede ser solo eso. Por lo tanto, piense en formas de interactuar con el usuario, permitiendo, por ejemplo, enviar un texto o una foto, o incluso proporcionar un botón «Me gusta», que favorece la participación.

Si, después de leer esto, se ha dado cuenta de que es posible que una aplicación no sea lo que necesita en este momento, vale la pena considerar invertir en un sitio institucional que ayudará a que su empresa se encuentre en Internet. Esta página se puede vincular a una serie de otras funciones, como un blog, por ejemplo, que ayuda a que su marca gane relevancia y credibilidad en el mercado.

La aplicación y el sitio web son diferentes porque tienen objetivos específicos. Por lo tanto, vale la pena evaluar qué desea tomar para tomar la decisión más adecuada, especialmente si no tiene los recursos para tener ambos en este momento.

Caso de éxito de Santa Helena Alimentos – Un proyecto que me gusta mucho porque hemos trabajado mucho para hacer algo personalizado y los comentarios que hemos recibido son muy positivos.

¿Quién es su público objetivo?

Identificar las características del usuario final de su aplicación es un factor clave en todo el proceso de planificación y desarrollo de la aplicación.

Si la idea inicial es que la aplicación sea utilizada por tus empleados que trabajan todo el día frente a la computadora, puede ser que un software de escritorio sea la solución más adecuada. Por otro lado, si trabaja con proveedores externos, una aplicación móvil será de gran valor, aumentando la agilidad y la productividad.

La misma lógica se aplica si el público objetivo está formado por clientes. Si son personas que usan teléfonos inteligentes, una aplicación probablemente será una gran herramienta para su empresa. Pero, si estamos hablando de una clientela que no está familiarizada con este tipo de función, considere si la aplicación realmente satisfará sus necesidades.

Sistema operativo

Si ya dio en el clavo y decidió que quiere una aplicación, sepa que, en Brasil, los sistemas operativos para dispositivos móviles son casi exclusivamente dos: Android, de Google, e IOS, de Apple. Otros sistemas son utilizados por menos del 1% de los usuarios.

Por lo tanto, en función de la identificación de su público objetivo, decida por una de estas plataformas para ejecutar su aplicación. Existe la posibilidad de desarrollar una aplicación híbrida, que funcionará en ambos sistemas. Esto debe tenerse en cuenta en la planificación, de acuerdo con los costos y beneficios que ofrece cada solución.

Características oferecidas

Antes de iniciar realmente la producción, debe saber claramente todo lo que ofrecerá la aplicación para que, de esta manera, el equipo de desarrollo pueda incluir toda la funcionalidad esperada.

Para tener una mejor idea de las posibilidades, puede ser una buena idea instalar aplicaciones similares a la que desea crear, ya que de esta manera puede ver qué funciones se adaptan mejor a sus necesidades específicas y cuáles se pueden descartar.

Prueba de aplicación

Cuando la aplicación esté lista, antes de ponerla a disposición de los usuarios finales, tómese el tiempo para probarla. Es interesante que le pida a las personas de su confianza que también utilicen la aplicación durante un tiempo e informen sobre su experiencia.

Puede ser que se produzca un error, que alguna funcionalidad no haya sido la prevista o que, a pesar de haber cumplido tus expectativas, algo no agrade a los usuarios.

Así, las actualizaciones son imprescindibles no solo en esta primera etapa, sino también después de que la aplicación ha sido lanzada al público, ya que las funcionalidades se van modernizando y es necesario seguir el mercado.

Un buen desarrollador es fundamental

Tener una aplicación para su negocio puede brindar excelentes resultados. Sin embargo, desarrollar una aplicación profesional no es sencillo y requiere trabajo, respeto por el horario y conocimientos técnicos.

Por eso es importante asegurarse de que la empresa que está contratando para desarrollar su aplicación ofrezca un buen servicio no solo durante el proceso, sino también después, ya que es posible que sea necesario realizar ajustes en los meses posteriores a que la aplicación esté disponible.

Busque reseñas en Internet, visite sitios de quejas, hable con conocidos para obtener recomendaciones y consejos. Todo esto puede ser de gran ayuda para encontrar profesionales confiables.

Existe el mito de que las aplicaciones son un servicio extremadamente caro y por eso solo las grandes empresas pueden tenerlas, pero la verdad es que el costo depende de una serie de cuestiones y solo si haces un presupuesto sabrás exactamente cuánto vas a necesitar para invertir en él.

Si está planeando desarrollar una aplicación para dispositivos móviles, BeC cuenta con un equipo comprometido a ofrecer a su negocio las mejores soluciones. ¡Habla con nosotros y pide presupuesto!

Salir de la versión móvil