Punto de equilibrio: descubre cómo planificar la facturación de tu empresa

Punto de equilibrio: descubre cómo planificar la facturación de tu empresa

Al igual que con las clases de yoga y con todo en la vida, mantener equilibrio es fundamental para tener una vida mejor con más control y cuando pensamos en el mercado corporativo y en todo lo que representa, este punto también debe ser encontrado.

Sabemos que emprender no es algo precisamente fácil de hacer, sin embargo, debemos entender que es una de las formas de trabajo más lucrativas, no es de extrañar que las personas más ricas del mundo sean emprendedores. Este medio, por tanto, resulta bastante seductor para muchos.

Con eso en mente, el texto de hoy contextualizará qué es el punto de equilibrio y qué tan importante es para una empresa, explorando qué es y cómo planificarlo, así como los diferentes tipos y su impacto en el día a día.

Desde una empresa que brinda servicios de investigación preliminar de pasivos ambientales hasta las que son grandes fábricas de ropa, todas las empresas necesitan saber cómo funcionan sus procesos y adónde va su dinero.

Un negocio puede pasar por varias etapas a lo largo de su vida útil y conocer y comprender las variaciones que se pueden presentar a lo largo del tiempo, que no solo hace que su marca sea exitosa, sino que aumenta la probabilidad de su expansión en el mercado.

Desafortunadamente, no es raro que las empresas que tienen un gran potencial quiebren o no funcionen tan bien porque no saben cómo lidiar con tantas variaciones, lo que hace que incluso una empresa innovadora fracase.

Por ello, tener conocimientos administrativos, publicitarios, comerciales e incluso de marketing y ventas es necesario para asegurar la salud de tu limpieza comercial y hacer que, poco a poco, consiga su espacio y sea capaz de invertir en sí mismo.

Por lo tanto, podemos decir que saber calcular esta información para la organización es fundamental, ya que solo así podrá seguir emprendiendo de manera sana y eficiente.

Independientemente del ramo, ya sea en la prestación de declaración de importación o en un gran fabricante de automóviles, el conocimiento nunca es demasiado.

Los siguientes temas contextualizarán mejor qué es el punto de equilibrio y qué tan importante es para su negocio, mostrando cómo existen diferentes puntos de equilibrio y las ventajas que tiene su marca para encontrarlos. Sin más preámbulos, compruébalo.

El concepto de punto de equilibrio

Aunque se mencionó brevemente al comienzo del texto, entendámoslo más profundamente. Podemos llamar al punto cero de cualquier facturación financiera el punto de equilibrio, el comienzo de la verdadera facturación positiva.

Independientemente de que la marca se centre en camisetas o en la venta de controladores de acceso a empresas, necesita pagar facturas para mantenerse activa en el mercado y estas deudas pueden ser muchas y varían de una empresa a otra.

Después de pagar todas las facturas del mes y todos los ingresos que ingresan son solo ganancias, llamamos a este punto donde la facturación llegó a cero el punto de equilibrio. En otras palabras, la producción de dinero de la organización comienza en este punto.

Es sumamente importante encontrar este punto porque cuando se delinean las metas y objetivos de una empresa, las posibilidades de pérdidas y rebotes negativos para la marca disminuyen considerablemente, reduciendo también la posibilidad de fracaso de la empresa.

De esta manera, su consultoría de implementación de ERP, puede disfrutar de algunos beneficios al encontrar este punto de equilibrio, por ejemplo:

  • Menos posibilidades de quiebra;
  • Gastos controlados;
  • Mayor asertividad en el control general de facturación;
  • Mayor probabilidad de inversión en otras áreas de la marca;
  • Mayor estabilidad financiera;

Por supuesto, muchos de estos beneficios dependerán de cada marca y de cómo trabaje con la información que se pone a su disposición, así como de qué tan sabiamente pueda o no distribuir mejor los gastos y el uso de su capital.

Y existen varios tipos de puntos de equilibrio y por su asesoramiento contable para empresas aprovecha al máximo cada uno de ellos, comprendamos un poco mejor cómo funcionan a continuación.

El punto de equilibrio contable es de lo que más hemos hablado hasta ahora y su objetivo es utilizar cálculos y fórmulas de costos pasivos, como gastos y facturas, para llegar a cero y equilibrar la balanza de lo que está por venir.

Es muy fácil encontrarlo, simplemente encontrando el margen de contribución y sumándolo a los costos generales, tanto fijos como variables, haciendo que incluso su negocio de prepago de cuentas por cobrar para empresas encuentre el punto de equilibrio.

El punto de equilibrio financiero es prácticamente el mismo que el anterior, con la única diferencia de la forma en que se calcula, ya que no incluye gastos deducibles. Para calcularlo, es necesario conocer el costo y los gastos deducibles y dividirlo por el margen de contribución.

Por último, pero no menos importante, tenemos el punto de equilibrio económico que, a diferencia de los anteriores, considera oportunidades, posibles inversiones como margen de inversión, para realizar una especie de corrección monetaria.

Para calcularlo, necesitas saber el valor de tus costos fijos, sumarlo a la utilidad mínima de las inversiones y de la empresa y dividirlo todo por el margen de contribución. Por lo tanto, incluso un agente de aduanas de logística puede encontrar el punto de una manera más sencilla.

Cálculo correcto del punto de equilibrio

Comprender la forma correcta de calcular el punto de equilibrio es esencial para garantizar la asertividad y como impacta directamente en el dinero de su empresa, es necesario no solo comprender, sino también garantizar la precisión.

Por lo tanto, los siguientes temas recogerán una serie de información que puede ser fundamental para el cálculo a realizar. Sin más preámbulos, compruébalo.

01 – Calcular datos de ingresos mensuales

Tener una base de cálculo mensual para calcular el punto de equilibrio, es necesario para garantizar una mayor efectividad en todo el proceso, pero conocer los ingresos mensuales a lo largo de los meses también es necesario para que la estimación sea más precisa.

No solo eso, sino que en base a un promedio, también muestra cómo se ha comportado la marca a lo largo del tiempo, lo que facilita saber si el cálculo es correcto o incorrecto. Por no hablar de la contabilidad relacionada con los recursos financieros utilizados.

Cuando se sabe el valor y cuánto se está utilizando realmente cada recurso, se abren varias posibilidades para que la empresa incluso, en el futuro, pueda recortar gastos si es necesario y seguir encontrando su punto de equilibrio

02 – Definir fijo y gastos variables

Piensa que para encontrar el punto de equilibrio es necesario saber cuánto dinero entra en la cuenta y cuánto sale, pero principalmente, saber cuánto estás gastando con tu empresa a lo largo del mes.

Para ello, es necesario entender cuáles son los gastos fijos y cuáles son los gastos variables a lo largo del mes, al fin y al cabo, antes de interesarnos en cuánto estamos ganando, debemos saber si todas las facturas están pagadas.

Entiende como los costos fijos son todo lo que siempre se gastará en tu empresa y que el valor, como el propio nombre lo dice, es fijo. Cuentas como alquiler, valores de salarios, agua, luz, internet, valores de servicios de software son algunos ejemplos.

Las variables, por su parte, pueden ser valores de proveedores, campañas de marketing para un mes específico, tercerizaciones y contrataciones de última hora, así como impuestos generales y materias primas utilizadas.

03 – Siempre sigue analizando el cálculo

Hemos visto algunos ejemplos a lo largo del texto de cómo calcular los diferentes tipos de puntos de equilibrio, pero esto por sí solo puede no ser suficiente para calcular correctamente, después de todo, un mes es diferente del otro y los gastos también pueden ser diferentes.

Por lo tanto, a medida que calcules y te acerques al resultado, nunca olvides aplicar los valores relacionados con el margen de contribución, que seguramente variará de mes a mes, y toma las medidas necesarias para que los ingresos mínimos de tu marca sucedan.

Esto se debe a que, estratégicamente, el valor de la ganancia tiene que ser mayor que el de los gastos para que la empresa no solo entienda la importancia del punto de equilibrio, sino que también obtenga ganancias y logre mantenerse competitiva dentro del mercado laboral.

Por ello, siempre es importante analizar mes a mes cada una de las deudas, facturas, beneficios y ventas en general, para garantizar mes a mes el éxito y expansión de la marca y que esta pueda seguir mostrando su potencial real a el mercado laboral.

Equipo del blog Guía de Investimento, donde se pueden encontrar cientos de contenidos informativos sobre diferentes segmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trade Marketing Guía completa para el Punto del Venta
Para entender todo sobre el trade marketing y cómo puede impactar en tu negocio, ¡asegúrate de leer esta guía completa sobre el tema!
Ebook Gratis