Educación financiera: 4 principios que todos deben saber

Educación financiera: 4 principios que todos deben saber

Seguro que has oído hablar de la educación financiera, ¿verdad? ¿Pero, qué significa esto realmente?

En la práctica, esta es una habilidad esencial para la vida, ya que lo ayuda a evitar deudas, controlar su presupuesto y ahorrar más dinero para lograr sus objetivos.

Por ejemplo, puede tener algunos sueños como hacer un viaje y hospedarse en un hotel de Caetité, comer en un restaurante famoso o incluso comprar su propia propiedad, lo que depende de un buen equilibrio en su vida financiera.

Entonces, usando el dinero sabiamente, entendiendo cómo ahorrar, invertir o incluso “cuándo consentirte”, cumplir estos sueños se vuelve más posible.

Debido a la importancia de este tema, en este artículo comprenderás qué es la educación financiera y cómo se puede aplicar en la práctica.

La educación financiera y su importancia

Cuando hablamos de educación financiera, no nos referimos solo a reducir costos y reducir gastos.

De lo que estamos hablando es de una acción de educación y nuevos hábitos encaminada a un uso más consciente y saludable del presupuesto.

Con esto, es posible mejorar acciones relacionadas con creencias, ingresos y gastos para tener una mejor calidad de vida.

De esta forma, a través de la educación, es posible traer condiciones y comprensión sobre lo que debe y puede hacer con su dinero, permitiéndole además obtener nuevos logros y posibilidades, considerando sus necesidades, gustos y presupuesto.

Es decir, es posible adoptar hábitos e identificar oportunidades que realmente estén alineadas con tus principios y posibilidades de inversión, por así decirlo.

Con esto usted puede invertir su dinero en viajes, buscando una agencia de cambio en SP, cursos para superarse, comprando una propiedad o vehículo, acciones, un negocio propio, entre otros.

Esta es una forma importante de desarrollar una conciencia de las finanzas, su presupuesto personal y formas de no preocuparse financieramente.

Es decir, es una forma de lidiar con el dinero entendiendo que debes tener el control, reduciendo la deuda.

Por eso, la educación financiera es fundamental para que no tengas deudas y sepas invertir tu dinero, aumentando también tu patrimonio, seguridad y calidad de vida.

A partir de estos lineamientos, ¿comprenderemos mejor cuáles son los principios de la educación financiera? ¡Sigue leyendo a continuación!

Los principios de la educación financiera.

Es muy importante que entiendas los pilares de la educación financiera, ya sea para una mejor gestión de una empresa de arena biodegradable para gatos, por ejemplo, o a nivel personal.

De esta forma, te presentaremos los pilares esenciales para que tengas éxito financiero. ¡Hacer un seguimiento!

1. Comprende tu relación con el dinero

Es muy importante que comprenda cuál es la relación ideal cuando se trata de dinero y qué comportamientos/creencias pueden afectar las ganancias y los gastos.

Además, existen muchos estímulos en el área publicitaria que motivan la compra de un producto o servicio.

Así, hay muchas personas que tienen un consumo desenfrenado y acaban endeudándose por no controlar su relación con estos estímulos.

Por eso, es importante saber utilizar el dinero, no solo buscando elementos que devalúen y la sensación de placer, sino también a través de la conquista de inversiones.

2. Entender que el dinero es el resultado del trabajo

Un trabajo diario, que exige esfuerzo y dedicación, es el resultado de los recibos.

Cuando lo recibes, es importante no olvidar que hubo horas invertidas para que se produjera un retorno por tu trabajo.

Por lo tanto, es fundamental cuestionar el verdadero valor de la moneda y lo que pretende adquirir, entendiendo la relación con su trabajo.

3. Piensa en el dinero como oportunidad y estabilidad

Las productoras de cine, o las empresas que operan en otros segmentos, necesitan comprender el valor del dinero. Físicamente, esto también es necesario.

El dinero puede traer oportunidades de compras que son importantes, así como el logro de los sueños. Así, en ocasiones, vale la pena ahorrar para poder hacer pagos importantes.

Además, el dinero también aporta estabilidad, evitando que a la larga tengas problemas en el área financiera.

Para tener estabilidad, es importante planificar tus gastos, así como analizar qué se puede recortar y valores que se pueden destinar al ahorro, nuevos ingresos e inversiones.

Así es posible tener una reserva de emergencia e incluso una jubilación más tranquila.

Por ejemplo, hay acciones que son imprescindibles, como comprar canastas básicas de alimentos, es decir, gastos fijos.

Sin embargo, hay más gastos superfluos.

También es necesario considerar algunos gastos que son transitorios, como el ocio y las actividades culturales. Esta es una inversión que puede ayudar a su salud mental, calidad de vida, así como traer alegría y satisfacción.

Así, es fundamental realizar esta planificación para poder equilibrar los gastos entre gastos fijos y transitorios e identificar las áreas que están recibiendo mayor o menor inversión.

4. Entiende cómo son tus emociones y si influyen en el gasto

Muchas personas terminan siendo impulsivas debido a sus emociones. Por lo tanto, pensar en educación financiera es también conocer tus emociones y comprender la racionalidad en las operaciones comerciales.

Ante esto, es importante comparar y entender qué es ventajoso para ella en ese momento. Por ejemplo, a veces ahorrar dinero para el pago inicial de una propiedad en 5 años es algo más positivo que financiar en el mismo período.

Por otro lado, hacer acciones como salir un fin de semana a disfrutar de un restaurante argentino Moema también puede darte una sensación de alegría y placer.

En este caso lo que funciona es el equilibrio, y es fundamental prestar atención a la necesidad de conciliar sueños, deseos, necesidades y compras compulsivas.

Planificación financiera paso a paso

Ahora que ya conoces algunos principios de la educación financiera, es fundamental que te hablemos un paso a paso para que puedas tener un plan financiero.

  • Tener metas;
  • Conocer los ingresos mensuales;
  • Comprenda cuáles son sus gastos;
  • Hacer inversiones;
  • Crear un presupuesto a corto, mediano y largo plazo.

1. Tener metas

El primer paso que hay que tener en cuenta cuando se habla de planificación financiera es que definas cuáles son tus objetivos a la hora de gastar o invertir una determinada cantidad.

Es decir, ¿cuáles son los motivos por los que estás comprando un determinado producto o servicio?

Es importante tener un equilibrio, es decir, pensar en elementos que sean duraderos, pero también que den alegría. También es importante que las compras no sean solo emocionales y de placer, sino encontrar los momentos y artículos más válidos para “un capricho”.

Considere las experiencias y segmentos que son más valiosos para usted para contribuir a otras esferas.

Por ejemplo, una técnica de planificación considera que es importante mantener el equilibrio a nivel personal, profesional, espiritual y relacional. Estos factores son importantes para usted.

Por lo tanto, puede asignar partes del salario a cada una de estas categorías, especificando la cantidad para ir a la pizzería en Assis SP con amigos como ocio, un curso de idioma para el desarrollo personal y profesional y una clase de yoga para el bienestar espiritual. ser

Es decir, hay más conciencia y equilibrio en el consumo sin renunciar por completo a la socialización y los momentos para ti.

2. Conoce tus ingresos mensuales

El segundo punto es tener conocimiento y registro de tus ingresos mensuales, entendiendo cuánto recibes de forma fija y otros ingresos variables que puedan existir.

Esta comprensión es fundamental para planificar y equilibrar el mes positivo, considerando cuánto debe ahorrar por mes y qué facturas debe pagar.

Es importante que en este proceso también entiendas el origen de tus ingresos.

Por ejemplo, muchas personas obtienen su salario porque trabajan en una tienda que vende libros infantiles cristianos, pero también puede haber ganancias por hacer inversiones, subvenciones, herencias, bonos, entre otros.

3. Comprender y ajustar los gastos

Entiende también cuáles son tus gastos, teniendo en cuenta la importancia de cada uno.

Por ejemplo, tenemos gastos que son imprescindibles, es decir, que son imprescindibles para el mantenimiento básico de las condiciones de vida. Podemos destacar el agua, la luz, tu alquiler e incluso tu plan de salud.

También están los gastos prioritarios, es decir, los que implican gastos en transporte, cultura y ocio.

Incluso la compra de ropa entra en este proceso de categorización, lo que facilita ver en qué sectores se gasta más y en cuáles se puede reducir.

Incluso con este entendimiento, puedes identificar que ciertos gastos son superfluos para tus metas y estilo de vida. Es decir, gastos que se pueden evitar y que no impactan en la rutina.

Eso es porque, por lo general, son ellos los que traen deudas y dolores de cabeza.

Cuando se quiere ahorrar, uno de los pasos es reducir los gastos superfluos. Por lo tanto, puede haber una mejor gestión financiera.

Si este ajuste no es suficiente o no se hace correctamente, puede ser necesario reducir el monto destinado a gastos prioritarios, manteniendo solo aquellos que son esenciales, lo que puede impactar en otras esferas de la calidad de vida a largo plazo.

Otro punto que vale la pena mencionar se refiere a la atención de préstamos, financiamientos y tarjetas de crédito. Esto se debe a que se trata de herramientas que deben utilizarse con cuidado y sabiduría, para que no provoquen nuevos endeudamientos.

4. Invierte

Invertir tu capital en acciones que te den un rendimiento económico, ya sea a través de intereses o dividendos, es una medida muy interesante para no perder poder adquisitivo e incluso aumentar el patrimonio.

Hay algunos cursos y elementos de orientación para aquellos que se inician en el campo de la inversión. Este proceso es crucial para inversiones cada vez más adecuadas a sus objetivos y una toma de decisiones más inteligente.

Pero recuerde, la inversión requiere un conocimiento y seguimiento continuo de los eventos mundiales, ya que pueden impactar algunos productos.

Cabe señalar que existen inversiones para los más diversos perfiles, desde los más precavidos hasta los más atrevidos. Por eso también es importante comprender la capacidad de cada uno para hacer frente a los riesgos y saber qué productos se adaptan mejor a esta capacidad.

5. Hacer una planificación presupuestaria a corto y largo plazo

Nuestra última directriz se refiere a la creación de un plan presupuestario que delimite actitudes, metas, inversiones y objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Muchas personas solo piensan en acciones a corto plazo y terminan pecando en un plan a más largo plazo. Pero también es fundamental tener buenas condiciones en el futuro y pensar en hábitos para la salud financiera hasta la jubilación, por ejemplo.

De esta forma, crear un presupuesto semanal y mensual es fundamental para tener un control de tus gastos, evitando deudas y falta de dinero.

Sin embargo, esta visión puede no ser suficiente para hacer que las inversiones de ensueño sean más predecibles y manejables.

Por lo tanto, es importante que estos “objetivos más grandes” también se consideren en la planificación, incluso si la inversión se divide en inversiones mensuales para que, en dos años, pueda viajar a Disney, por ejemplo.

Estos presupuestos y planes se pueden monitorear y organizar usando hojas de cálculo en la computadora o incluso aplicaciones móviles. El canal es indiferente, encuentra el que mejor te funcione y lleva un registro diario del flujo de caja.

A partir de estos consejos, podrás tener más control y equilibrio en la parte financiera. En el caso del entorno empresarial, existen sectores que pueden contribuir a ello, como el fiscal y contable, posibilitando el crecimiento sostenible de la empresa.

Texto desarrollado originalmente por el equipo del blog Business Connection, un canal donde puedes encontrar cientos de contenidos informativos sobre diferentes segmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trade Marketing Guía completa para el Punto del Venta
Para entender todo sobre el trade marketing y cómo puede impactar en tu negocio, ¡asegúrate de leer esta guía completa sobre el tema!
Ebook Gratis