El proceso de toma de decisiones: 5 consejos prácticos

El proceso de toma de decisiones 5 consejos prácticos

La vida de las personas se compone de elecciones y toma de decisiones a diario. Elegimos despertarnos cuando se despierta el reloj o dormir media hora más. Elegimos quedarnos frente al televisor o ir al gimnasio. Elegimos renunciar a la libertad de vivir como solteros o casarnos con el que amamos. Algunas elecciones impactan nuestras vidas solo por un tiempo, pero otras cambian el curso de nuestra historia para siempre.

En la vida profesional ocurre lo mismo con los directivos. Siempre nos enfrentamos a una serie de decisiones por tomar y muchas de ellas impactan en los procesos, las personas y las finanzas de la empresa, por lo que las opciones disponibles siempre deben ser evaluadas cuidadosamente.

El post de hoy versará sobre la toma de decisiones, algo que, a pesar de ser parte de las funciones de los directivos, suele exigirles mucho no solo en cuanto al conocimiento del escenario, sino también en inteligencia emocional. ¡Sigue leyendo!

¿Qué significa tomar decisiones?

La toma de decisiones implica un proceso de elección importante. Esto significa que el gerente tiene ante sí un universo de dos o más opciones y necesita analizar cada una de ellas cuidadosamente, recopilando la mayor cantidad de información posible para respaldar su elección.

Cualquiera que piense que este proceso termina con la propia toma de decisiones se equivoca. De hecho, continúa después de golpear el martillo, ya que se inicia una nueva etapa de planificación y ejecución de los siguientes pasos, seguida de la evaluación y seguimiento de los resultados obtenidos.

¿Cuál es la importancia de la toma de decisiones?

Independientemente de que se trate de decisiones más simples o más complejas, es innegable que las elecciones que se tomen tendrán consecuencias y será necesario afrontarlas. Ésta es exactamente la razón por la que es difícil elegir: siempre que lo hacemos, tomamos un camino generalmente sin retorno.

Sin embargo, a pesar de esto, en el entorno empresarial, la toma de decisiones es común y necesaria. Precisamente por ello, forman parte del perfil del directivo una serie de habilidades que el profesional necesita haber desarrollado para el buen desempeño de un trabajo que requiere la capacidad de tomar decisiones de forma racional y sin sufrimiento.

Solo así crece el negocio y la empresa avanza, abriendo nuevos caminos, ganando más clientes y convirtiéndose en un referente en su área de actuación. Las elecciones que se toman no siempre son del todo acertadas, pero enseñan mucho y aportan experiencia, lo que permite la superación del gerente, que se desarrolla profesionalmente a medida que la organización también evoluciona.

Tipos de toma de decisiones

Quizás te estés preguntando: ¿pero la toma de decisiones siempre se realiza de la misma forma? Y la respuesta es no. Hay al menos 5 tipos de toma de decisiones. Conozca cada uno de ellos ahora:

Intuitivo

Es lo que sucede por impulso, cuando el directivo confía en su intuición y en general desatiende aspectos más lógicos en la elección. La gran desventaja de la toma de decisiones basada en los instintos es que, cuando se trata de una empresa, es importante considerar varios factores para que la elección sea asertiva y eso implique análisis y estudios, es decir, la mayor racionalidad posible.

Racional

Es el favorito entre los gerentes porque se basa en hechos y datos, todos los cuales se analizan con anticipación, lo que resulta en una base sólida y lógica que respalda una elección.

Basado en Valores

Se basa en los principios y valores del directivo, que lo acompañan a lo largo de su carrera profesional. No se puede confundir con la intuición o el instinto, pues los valores están ligados a la formación del individuo y a las vivencias que ha vivido en su trayectoria personal y / o profesional.

Colaborativo

Una decisión colaborativa es la que toma un grupo y no una sola persona. Es una elección interesante porque abre la posibilidad de escuchar a otras personas que pueden aportar opiniones diferentes, lo que enriquece el proceso de elección por la posibilidad de diferentes formas de resolver un mismo tema.

Especializado

Es el que se realiza con la orientación de profesionales especializados en un área determinada, quienes por su pericia son capaces de indicar vías y soluciones más eficientes a los problemas enfrentados.

A menudo, los tipos se mezclan. Es muy común, por ejemplo, que una decisión racional también se apoye en la opinión de profesionales especializados, así como la elección puede ser colaborativa y racional.

5 consejos sobre cómo minimizar los errores en la toma de decisiones

Vea 5 consejos que lo ayudarán a tomar decisiones más asertivas:

Concéntrese en identificar el problema

Muchos gerentes perciben que los resultados son malos o que algo no está funcionando, pero tienen dificultades para identificar la raíz del problema. Analice el contexto e intente comprender qué es lo que dificulta el logro de los resultados esperados.

Evaluar bien las opciones existentes

Una vez que haya identificado el problema, comience a trazar posibles caminos. Seguramente habrá varias, y es importante evaluar cada opción de forma aislada, con sus puntos positivos y negativos.

Obtenga datos que lo ayuden a tomar una decisión

El análisis de cada una de las opciones disponibles debe realizarse considerando los datos obtenidos. Como el gerente no tiene tiempo disponible para recopilar información, es importante contar con la ayuda de la tecnología en este caso.

BeC Inteligência desarrolla Power BI con esto en mente. Es un sistema que recolecta datos de diferentes bases de datos y aplicaciones, organizando esta información y llevándola en forma de cuadros de mando, con gráficos y tablas que ayudan al gerente a tener más asertividad en la toma de decisiones.

Tener un plan de implementación

Una vez hecha la elección, es el momento de implementarla. Esto significa tener un plan que incluya un cronograma, si es necesario, con los próximos pasos a seguir, así como soluciones alternativas que se pueden adoptar si algo no sale como se esperaba.

Seguimiento de resultados

Evalúe periódicamente si la toma de decisiones fue asertiva. A menudo es necesario ajustar algunos puntos a lo largo del camino, pero esto solo será posible si sigue de cerca los resultados. Compruebe si la empresa ha crecido, consolidándose o volviéndose más competitiva en su nicho.

Como dije antes, tomar una decisión es elegir un camino que, muchas veces, no volverá. Sin embargo, esto es necesario para el crecimiento de la organización y para la mejora de cualquier gerente. Las elecciones no siempre son completamente exitosas, pero aportan experiencia y aprendizaje al equipo.

Es muy importante buscar instrumentos que faciliten el proceso de elección y la tecnología está contribuyendo cada vez más a ello. Con BeC, es posible tener una aplicación que recopile información de varias aplicaciones, sistemas y plataformas simultáneamente, trayendo todos estos datos en un tablero personalizado. Información en tiempo real + interfaz personalizada + integración con otras herramientas. Todo esto le ayuda a tomar las decisiones correctas en el momento adecuado. ¡Cuente con nosotros para aprovechar el crecimiento de su empresa!

2 comentarios en “El proceso de toma de decisiones: 5 consejos prácticos”

  1. Nicola Competiello

    Excelente articulo el cual describe de una manera muy sencilla consejos prácticos y simples para la toma de decisiones personales, laborales y gerenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *