Objetivos SMART: Aprenda cómo mejorar la gestión de proyectos empresariales

Objetivos SMART Aprenda cómo mejorar la gestión de proyectos empresariales

Objetivos SMART es un criterio de establecimiento de objetivos que ayuda a aumentar la productividad de los miembros del equipo, ayudándolos así a alcanzar sus objetivos en la empresa.

Y, sin duda, ayudar a los miembros del equipo a establecer y alcanzar sus objetivos es una de las mejores maneras de mantener alta la motivación, proporcionar comentarios continuos y conectar las cargas de trabajo individuales con objetivos comerciales más amplios.

Empresas de diferentes segmentos, como el de conectores eléctricos industriales, pueden beneficiarse de estos objetivos, optimizando sus procesos y aumentando así la productividad.

Pero no se preocupe si ha escuchado poco sobre este término. En este texto comprenderá todo lo necesario sobre este tema, abordando el tema para asegurar lo mejor para su empresa frente a cada meta.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART funcionan como una especie de lista de verificación, donde cada objetivo se verifica y evalúa si tiene requisitos para lograr el resultado.

El acrónimo SMART es un acrónimo que significa:

  • Específico;
  • Mensurable;
  • Accesible;
  • Importante;
  • Temporal.

Los criterios SMART establecen que los objetivos estratégicos claros y alcanzables son la forma más efectiva de construir hitos y métricas concretas.

En lugar de establecer un objetivo genérico como aumentar las ventas, puede considerar un objetivo INTELIGENTE como aumentar el 10 % de las ventas de suscripciones premium de la empresa de logística en el mes de febrero.

Con eso, continúa siguiendo el texto y sigue el significado de cada palabra de las siglas SMART, teniendo a tu disposición estos recursos y aún más posibilidades a través de una buena alineación. Verificar:

Específico

Tener claros los objetivos y expectativas es el primer paso para lograr el objetivo final.
Si los objetivos son amplios o demasiado vagos, es fácil perderse en la teoría. Entonces, construir métricas específicas las hace medibles y alcanzables.

Las metas objetivas pueden ser, por ejemplo, obtener dos nuevos clientes corporativos en el negocio de consultoría ambiental, ya que es más importante que solo aumentar los ingresos.

Por lo tanto, trate siempre de ser específico en las metas establecidas en su negocio.

Mensurable

Si no podemos medir algo, no podemos entender si lo estamos haciendo bien o si nos desviamos y necesitamos corregir nuestro error.

Además de ser preciso en los objetivos, es necesario cuantificar el dato o indicar dónde se ubica en relación al objetivo a lograr. En este sentido, es necesario cuantificar los datos o indicar dónde se encuentra la relación con el objetivo a alcanzar.

Un ejemplo de una meta medible podría ser ganar otros 10 000 reales en la empresa de licencias de extracción de minerales o adquirir 2 nuevas habilidades este mes para administrar mejor la empresa.

Es decir, incluye siempre números concretos en tus objetivos para saber si vas por el buen camino.

Accesible

A menudo, las personas, los profesionales e incluso las empresas se fijan objetivos fuera de su alcance. Nadie nunca ha aprendido un nuevo idioma en una semana, así como nadie ha construido un negocio de un millón de dólares de la noche a la mañana.

Sueñe en grande y apunte a las estrellas, pero al establecer sus metas, asegúrese de mantener al menos un pie firmemente conectado a tierra en la realidad. Esto es cierto en todos los aspectos, tanto para el crecimiento individual como para el de las empresas.

Es decir, si desea implementar mejores objetivos para su empresa, como implementar un nuevo sistema comercial tecnológico, debe brindar capacitación para que todos los empleados aprendan a usar este nuevo sistema.

Importante

Un objetivo debe ser de mayor importancia que otras cosas, porque de lo contrario el riesgo es que con el tiempo pierdas la motivación adecuada para perseguirlo.

La pregunta principal entonces es: ¿por qué quieres lograr este objetivo? O, ¿por qué su empresa debería lograr este objetivo?

Un ejemplo práctico es la realización de un análisis ergonómico del trabajo, que sin duda es relevante tanto para la buena productividad de los empleados como para el mantenimiento de la salud de todos.

En ese sentido, asegúrate de tener argumentos sólidos que te lleven a mantener un compromiso con tu objetivo. En el caso de los objetivos relacionados con el negocio, un objetivo es relevante cuando tiene un marco específico determinado.

Por ejemplo, si posee un negocio de administración de condominios comerciales con ingresos de 60,000 al año, no tiene sentido establecer una meta para llegar a 61,000.

Incluso si uno de los criterios SMART es factible, también es necesario abordar el tema de la pertinencia.

Temporal

Las metas de cualquier naturaleza, tanto personales como empresariales, deben tener plazos fijados para ser alcanzadas. Muchas veces son precisamente los plazos los que fomentan la productividad de las personas, pero lo importante es saber gestionarlos sin estrés.

Haz un plan tentativo de lo que quieres lograr y ajústalo para el día a día en función de lo que hayas hecho, pero recuerda ser muy estricto con esto, ya que puede resultar contraproducente.

Beneficios de los objetivos SMART

Trabajar con objetivos SMART ofrece una serie de beneficios, pero pueden surgir algunas preguntas al respecto.

¡Pero no te preocupes! Pensando en estas dudas recurrentes, destacamos los beneficios y sus características, generando esta practicidad y mostrando aún más lo imprescindible que es aplicar metas SMART para tu empresa. ¡Verificar!

Simplifican la realización

Solo sabiendo cuál es el destino puedes empezar con el outfit adecuado. Los objetivos SMART son concretos, por lo que proporcionan un buen punto de partida para la planificación detallada y de proyectos.

Claridad en las prioridades

Los objetivos claros, basados ​​en la fórmula SMART, son especialmente útiles para los empleados que tienen dificultades para establecer prioridades y carecen de objetivos claros.

Aumenta las posibilidades de éxito

El uso de objetivos SMART le permite verificar de manera confiable hasta qué punto se logra un objetivo. Conocer este criterio claro puede aumentar la motivación y el compromiso de los empleados.

Con eso en mente, destacamos consejos sobre cómo usar las metas SMART en los temas, brindando esa dirección y haciendo que las acciones realizadas por la empresa sean precisas y cada vez más eficientes a través de estos puntos. ¡Hacer un seguimiento!

Cómo utilizar los objetivos SMART en los negocios

Para lograr resultados satisfactorios en empresas de cualquier segmento, ya sea en empresas de productos naturales, o incluso en empresas de cableado estructurado de fibra, es necesario definir objetivos.

En otras palabras, los empresarios y gerentes lo saben bien. Pero en la práctica, a menudo sucede que los resultados no están a la altura de las expectativas. Una de las principales razones radica en los propios objetivos.

Esto se debe a que el tipo de objetivos y la forma en que están diseñados ya afectan sustancialmente la probabilidad de éxito. Para que los objetivos sean motivadores, alcanzables y hagan avanzar el negocio, deben cumplir con ciertos criterios. Estos criterios se recogen en la metodología SMART.

Cómo implementar un objetivo específico

Para implementar un objetivo claro y específico en la empresa, es necesario dar algunos pasos importantes. Para comenzar, intente responder estas cinco preguntas:

  • ¿Qué debe hacer la empresa?
  • ¿Por qué es importante este objetivo?
  • ¿Quien esta implicado?
  • ¿Qué características o límites están involucrados?

Por lo tanto, al establecer un objetivo SMART, debe ser muy específico y centrarse solo en una cosa a la vez, especialmente en los asuntos comerciales en los que están involucradas muchas personas.

Es decir, ser específico es clave para que tus objetivos sean más claros y alcanzables. Convirtiéndose en una alternativa mucho más interesante que centrarse en varias cosas a la vez, y así no llegar a ninguna parte.

En caso de que necesite realizar varias tareas para lograr un objetivo determinado, debe dividir esas tareas en subtareas y programarlas en diferentes intervalos de tiempo.

Esto se debe a que, al ejecutar varias tareas en paralelo, incluso con varios colaboradores disponibles, las tareas se ejecutarán sin foco y pueden tener fallas.

Cómo implementar un objetivo medible

Es importante tener objetivos medibles para que pueda realizar un seguimiento de su progreso y mantener motivado a todo su equipo.

Por eso es muy importante cumplir los plazos y sentir la emoción de ir acercándose poco a poco a la meta. Una meta medible debe responder preguntas como:

  • ¿Cómo se está llevando a cabo el objetivo?
  • ¿Cuánto tardará en llegar?
  • ¿Cuántos pasos se necesitan para llegar a la meta?
  • ¿Cómo saber cuándo se alcanzará la meta?

La capacidad de medir el progreso anima a todos los miembros del equipo de colaboradores. Y a medida que progreses más y desarrolles aún más determinación, todos estarán seguros de que están en el camino correcto.

También debe establecer algunos puntos de control para registrar la tasa de cumplimiento de objetivos.

Estos puntos de control no solo te ayudarán a ti y al equipo a acercarse al objetivo final, sino que también permitirán que todos estén al tanto de cualquier problema, así que modifica la ruta cuando sea necesario.

Este texto fue desarrollado originalmente por el equipo del blog Guía de Investimento, donde puedes encontrar cientos de contenidos informativos sobre diferentes segmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.