5 pasos para mejorar la gestión del equipo de campo

gestión del equipo de campo

Puede que el nombre ni siquiera sea conocido por todo el mundo, sin embargo, los equipos de campo están formados por profesionales que trabajan fuera de la empresa, que trabajan en otros establecimientos o dondequiera que estén los clientes.

Es necesario gestionarlo bien para que se cumplan todas las tareas, pero principalmente para que la empresa logre sus objetivos y los clientes estén siempre satisfechos.

La gestión de los profesionales que realizan sus tareas de manera interna, junto con los gerentes y líderes, es un trabajo desafiante. Y cuando se trata del equipo de campo, se vuelve aún más complejo, ya sea que se trate de una empresa de etiquetas personalizadas u otra.

Esto sucede por las limitaciones que impone esta metodología, especialmente en lo que respecta a la comunicación y el seguimiento rutinario.

Es por eso que las organizaciones deben prestar aún más atención a la calidad de la gestión. Es un proceso con características específicas, que requiere dedicación por parte de los gerentes, para poder establecer un estándar.

De esta forma, es más fácil mantener al equipo motivado, productivo y alineado con los objetivos y necesidades de la empresa.

Debido a que muchas empresas dependen de equipos externos para actuar, en este artículo explicaremos su concepto, cómo mejorar la gestión de estos equipos y cómo hacer este trabajo utilizando recursos tecnológicos. ¡Verificar!

¿Qué es el equipo de campo?

El equipo de campo no es más que un equipo de empleados que realizan sus tareas fuera de la empresa. Por ejemplo, los técnicos del proveedor de electricidad que vienen a su casa pertenecen a sus equipos de campo.

El profesional que instalará la monitorización de alarmas en una vivienda también forma parte de un equipo externo. Y si lo piensa, verá que muchas organizaciones funcionan de esa manera.

El equipo de campo puede realizar varias funciones, todo dependerá de lo que ofrezca la empresa donde trabajan estos profesionales.

Así, el equipo se desarrolla a partir de la estructuración de la empresa, de manera que se puedan realizar todas las actividades necesarias para realizar un servicio, vender productos, entre otras.

Sin embargo, al igual que en el caso de los equipos internos, los trabajadores externos también necesitan una buena gestión, y de eso vamos a hablar en el siguiente tema. Siga la lectura.

Cómo mejorar la gestión del equipo de campo

No existe una fórmula preparada para una buena gestión del equipo de campo. Sin embargo, existen algunas prácticas que pueden ayudar a mejorar este proceso. Son ellas:

1. Optimizar la distribución de tareas

La prioridad de cualquier jefe de equipo de campo es distribuir bien las tareas. Independientemente de la habilidad del gerente, si tiene un equipo bien comprometido y roles bien definidos, tendrá mejores resultados.

Una buena distribución de tareas ayuda en este sentido, además de mejorar la comunicación entre los miembros del equipo de una empresa, por ejemplo, instalando conductos de ventilación, o cualquier otro elemento.

Entonces, el primer paso es explicar el rol y los objetivos del equipo, y una forma de hacerlo es crear un plan. Definirá el objetivo del equipo y cómo funcionará.

La planificación ayuda al líder con el equipo, incluso al realinear a los profesionales que están perdiendo el enfoque. El gerente también utilizará este plan para analizar habilidades, experiencias y competencias, asociando mejor a las personas con las tareas.

2. Mantenga motivado al equipo

Es función del directivo crear un entorno propicio para el trabajo colectivo, de modo que los profesionales se sientan motivados, dispuestos y animados a perseguir un objetivo colectivo.

En este contexto, es responsabilidad del líder crear formas para que las personas se sientan comprometidas y proactivas. Pero el trabajo de motivación no es fácil, ya que requiere muchos cambios de postura y mentalidad por parte del directivo.

Ofrezca comentarios constantes, puntúe a los empleados en los momentos más reservados y no se olvide de elogiarlos. Son formas de ofrecer un retorno al trabajo desarrollado y hacer que los profesionales quieran mejorar siempre.

3. Ofrecer formación constante

Con eso en mente, un fabricante de controladores de temperatura digital, por ejemplo, siempre está capacitando a su equipo, para que tenga más profesionales calificados.

El mercado es cada vez más competitivo y los clientes cada vez más exigentes. Por lo tanto, las empresas necesitan crear un entorno de aprendizaje continuo que permita a los empleados desarrollar habilidades.

Por tanto, invierte en formación de todo tipo, como la educación a distancia, que funciona a través de plataformas de aprendizaje. Ofrecen certificados de finalización, lo que ayuda a la empresa a tener un equipo más calificado y preparado.

Tus empleados podrán estar más actualizados, lo que les ayuda a desarrollar habilidades y metodologías que aportan beneficios a su rutina. Una empresa de recepcionista subcontratada

También puede crear grupos de estudio e invertir en conferencias internas.

Una rutina de conferencias mejora y nivela el conocimiento del equipo. Por lo tanto, seleccione un miembro de cada equipo, que sea experto en un tema, para que pueda organizar conferencias internas.

4. Establecer plazos

Más que saber qué hacer, necesitamos saber cuándo hacerlo. Por tanto, a la hora de distribuir las tareas, es fundamental que el equipo de campo también preste atención a los plazos. Es con ellos que las empresas mejoran la productividad y se aseguran de que todo funcione según lo programado.

Además, al fijar un plazo, se refuerza el compromiso laboral y se da más motivación al equipo, por lo que los profesionales estarán más centrados en una determinada actividad.

De hecho, si lo piensa, no tiene sentido trabajar sin fechas límite, pero deben establecerse de manera realista.

Para ello, una empresa de termografía eléctrica tiene en cuenta las limitaciones y dificultades de sus empleados, para que puedan cumplir con sus funciones en un tiempo razonable y siempre motivados.

5. Celebre reuniones periódicas

No olvide que la comunicación es fundamental para cualquier tipo de negocio. Sus empleados actuarán más allá de los límites físicos de la empresa, lo que dificulta la información, la estandarización del trabajo, entre otros detalles.

Por lo tanto, defina una política de reuniones periódicas con su equipo de campo, para hablar sobre diversos temas relacionados con el trabajo, tales como:

  • Plazos;
  • Metas;
  • Actualizaciones;
  • Retroalimentaciones;
  • Pasar información.

Así es como todos podrán intercambiar información, haciendo el trabajo más eficiente y satisfactorio.

¿Cómo utilizar la tecnología en la gestión de equipos de campo?

La gestión del equipo de campo también se puede realizar a través de recursos tecnológicos. Así, entre los más utilizados por una empresa de seguridad electrónica, por ejemplo, se encuentran:

Automatización

Existen muchas herramientas para ayudar a monitorear equipos externos. Los gerentes tendrán acceso a datos que les ayudarán a analizar mejor el escenario.

La diferencia, en este caso, son las características, por la precisión y practicidad que ofrecen. Con esto, la empresa puede incluso obtener información en tiempo real sobre sus empleados en el campo.

Control del tiempo

Una buena planificación siempre considera la importancia del tiempo en muchos frentes. Se prevén algunos ejemplos para la ejecución de tareas, servicio, organización de empleados, entre otros.

Pero para definir todo esto, el director de equipo de un fabricante de medidores de boca, por ejemplo, necesita reservar algo de tiempo. Lo ideal es mantenerse concentrado y organizado a la hora de delegar tareas.

Importancia de la planificación calificada para la gestión de equipos

No es fácil tener acceso a equipos externos de la misma forma que tenemos acceso a equipos internos. Esto hace que sea más difícil orientar a los empleados y delegar funciones a los miembros.

Pero esta acción se puede realizar con anticipación, mediante una buena planificación. Cuando nos referimos a la gestión del equipo de campo, un plan calificado es aún más importante, ya que trae beneficios como:

  • Productividad incrementada;
  • Más motivación;
  • Plazos bien establecidos;
  • Consecución de metas.

Recuerda que los profesionales necesitan conocer cuáles son los objetivos y metas, así como el plazo fijado para lograr los resultados deseados.

Por eso debemos incluir en la planificación calificada todas las tareas externas, para que sean más concretas, rígidas y productivas, incluso si el equipo no tiene un supervisor a su lado en todo momento.

Sin embargo, la planificación debe realizarse de forma coherente con los objetivos a corto, medio y largo plazo, lo que ayuda a evitar sobrecargar a los equipos o reducir demasiado el ritmo de trabajo.

Conclusión

Muchas empresas dependen de un equipo externo para realizar una variedad de tareas relacionadas con productos y servicios. Pero estos equipos de campo necesitan una buena gestión tanto o más que los equipos internos.

Para algunos gerentes, este es un trabajo difícil y complejo, pero con los consejos que le brindamos aquí, su empresa seguramente sabrá cómo administrar un equipo de trabajo externo. Este texto fue desarrollado originalmente por el equipo en el blog Investment Guide, donde puede encontrar cientos de contenido informativo en diferentes segmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.